Un día clave

Hay, a lo largo de la historia, días que marcan un antes y un después. Tal día como hoy hace 48 años fue uno de esos: por primera vez el ser humano alcanzaba la luna. Por primera vez en la historia salíamos de nuestro planeta y se alcanzaba la superficie de nuestro satélite. No sólo fue un gran logro “per se”, también supuso la culminación de un proceso de desarrollo tecnológico sin precedentes, y significó el inicio de un profundo cambio social.

manonthemoon

El desarrollo tecnológico se puso en marcha casi diez años antes, cuando la Unión Soviética lideraba la incipiente carrera espacial y el entonces presidente de Estados Unidos, J.F.Kennedy, lanzó un desafío total: antes de que acabara la década, su país llevaría a un hombre a la luna y lo traería de vuelta a la Tierra. Cuando pronunció esas palabras, la NASA ni siquiera era capaz de un vuelo suborbital razonablemente seguro, así que podemos imaginarnos la magnitud del mismo.

Una de las consecuencias de alcanzar la luna fue, curiosamente, una nueva consideración de la Tierra. Las imágenes de nuestro planeta amaneciendo desde el horizonte de la luna, como una esfera azul cubierta de nubes, se convirtieron en iconos de la visión del ecologismo, y fortalecieron propuestas filosóficas de defensa y protección del medio ambiente. Alcanzar la luna tuvo como principal consecuencia que nos preocupáramos más de la Tierra, y viéramos por fin nuestro planeta como una frágil nave en la que todos somos tripulantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *