Día mundial de la alimentación

Hoy es el día mundial de la alimentación, una fecha señalada para un centro como el nuestro, dedicado entre otras cosas a la cocina. Como ya señalamos en una entrada anterior, es un poco triste lo poco que se enseña a nuestros estudiantes sobre la conexión entre este asunto, las culturas locales y el medio ambiente.

Más allá de las condiciones de una alimentación saludable, no hay menciones a la gastronomía como aspecto cultural de la alimentación. Por otra parte, no hay mención a la enorme incidencia ambiental que siempre ha tenido la alimentación. La agricultura y la ganadería se tratan como actividades económicas en el ámbito de la geografía, sin demasiada reflexión sobre cómo han venido configurando en paisaje, y casi se deduce que el mundo se alimenta de las grandes instalaciones agroindustriales.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Son las explotaciones familiares las que dan de comer a la mayoría del planeta, mientras que las grandes instalaciones agroindustriales, que alardean de grandes volúmenes de producción y eficiencia, son las responsables de buena parte del desperdicio alimentario. Como detalle, la tercera parte de todos los alimentos producidos por esta agroindustria nunca llega al mercado: se desecha porque no cumple con los estándares de calibre, peso, forma o aspecto.

Desde este pequeño rincón del mundo queremos promover la responsabilidad de los consumidores, animando a consumir local, de proximidad, de temporada. Para eso hemos puesto en marcha nuestra propia colmena, una gran idea nacida en Francia y a la que os invitamos a sumaros. En ella juntamos a consumidores sensibilizados y conscientes con productores que prefieren hacer las cosas de otra forma, lejos de los dictados de la industria. El por qué es mejor para todos esta forma de hacer las cosas será materia para otro post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *